Verdades académicas que no son tan verdades…

Acabamos de leer un artículo que no ha pasado desapercibido para nosotros. Se trata de una entrevista que el periódico el Mundo ha hecho a Alfredo Hernando con motivo de la presentación de su libro.

El caso no es que queramos hablar sobre su libro que seguro es interesantísimo y podremos tratar en otra entrada de este blog más adelante. Nos gustaría hacer hincapié en una reflexión que sacamos de las siguientes palabras:

Cuando en la entrevista le preguntan a qué docente del mundo señalaría entre todos los que conoce de sus innumerables viajes, destaca a un profesor de español e historia en Copenhague. La verdad, que el nombre del profesor es lo de menos, lo de más es su mensaje: “Tengo una clase con 28 chicos, desde hijos de inmigrantes en paro a alumnos con muchos recursos por parte de la familia. Y todo lo que hay entre ambos. No tiene sentido que yo esté en mi pizarra divulgando una verdad académica que es para tres personas”.

No tiene sentido que divulguemos verdades académicas que no son tan verdades…claro que no. Cuenta que la solución que encontró fue convertirse en una especie de profesor particular de cada uno de sus estudiantes con ayuda de las nuevas tecnologías. Para enseñar gramática, por ejemplo, cada alumno debe abrir un documento en la nube (un escrito compartido en red al que pueden tener acceso distintos usuarios). Allí le cuentan lo que sabe de gramática, él les responde, se abre un diálogo y consigue que cada cual mejore sobre su propia base.

¡Claro!… ¿cómo no se me había ocurrido antes?. Antes de enseñar algo a todos primero voy a preguntarles qué saben, no vaya a ser que dentro de una misma clase de 25 alumnos cada uno con una situación personal y una experiencia vital muy diferente haya diferencias… Si es que… a donde vamos a llegar. Me imagino que mientras leen ustedes esto, hay en España un muy alto porcentaje de profesores que están dando la tan conocida fórmula de “para todos café” en sus clases. Y eso, debemos de cambiarlo señores.

Por ello, desde COESU educación fomentamos la tecnología y las nuevas metodologías de enseñanza en nuestras actividades extraescolares y de ocio educativo, porque permiten un aprendizaje adaptativo, contemplando cada ritmo que sea necesario y partiendo de diferentes situaciones de inicio.

Para ello, somos conscientes que son necesarios cambios. También somos conscientes que muchos Colegios han empezado a trabajar hace ya unos años en este camino que nos lleve a generar una educación de calidad y acorde a los tiempos en los que vivimos, apoyando el desarrollo de nuestros alumnos en las capacidades que la sociedad demanda. Estos cambios, en algunos casos son más fáciles y en otros no claro, nosotros podemos ayudarte a “redefinir tu centro educativo”. Juntos, sin imposiciones, valorando tu proyecto y aconsejándote en cómo llegar a tus objetivos. Día a día.

 

Pregúntanos y te sorprenderás.

COgito Ergo SUm…

Share

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *