La educación desde el punto de vista empresarial, las diferencias entre Centros Educativos y Empresas.

La educación desde el punto de vista empresarial, las diferencias entre Centros Educativos y Empresas. Tenemos muy claro que existe un “gap”, entre lo que demandan las empresas y lo que ofrece el sistema educativo en líneas generales, salvando proyectos concretos que tienen el punto de mira muy calibrado y en constante evolución, la mayoría de las situaciones en nuestro país son bien distintas.

Los directivos de las grandes empresas coinciden cuando dicen que no es cuestión de máster sino que hay que hacer una profunda revisión de los esquemas actuales del sistema educativo ante la revolución digital en la que estamos inmersos, ya que sacamos hornadas de universitarios en disciplinas muy diferentes a las necesidades y tendencias del mercado empresarial, porque nuestro sistema educativo genera con un gran excedente, perfiles muy alejados de las demandas de las empresas.

La situación es alarmante ya que estas diferencias entre  educación y mundo laboral no sólo se mantienen sino que se incrementan cada día. Con numerosas titulaciones y un alto número de universitarios que cada año salen al mercado resulta paradójico como, por ejemplo, con un 25% de paro en la Comunidad Autónoma de Andalucía, existen empresas –especialmente tecnológicas- con serias dificultades para encontrar candidatos que se ajusten a sus necesidades.

La realidad obliga a adelantarse ante lo que viene y ahí tiene buena parte de responsabilidad todo el sistema educativo. Se necesita educar para un nuevo entorno, para trabajos que todavía no se han creado y problemas que no han surgido. Sólo el 4% de los jóvenes es consciente de que en la mayoría de los casos, su futuro trabajo aún no se ha creado.

A pesar de esta situación los empresarios son cautos ante una posible destrucción masiva de empleo por la digitalización y la nueva economía. Comentan que detrás de la tecnología siempre va a haber una persona, una máquina nunca va a sustituir la empatía ni la creatividad, algo necesario en la persona que llega a la empresa. Esto es lo que denominamos las “soft skills” y que en nuestras actividades fomentamos.

Sin perder de vista la necesaria formación en nuevas tecnologías, quienes están en el día a día de la empresa consideran necesario educar mejor desde el colegio en ACtitudes, APtitudes y Valores, enseñar lo que no es reemplazable por la automatización ante la empresa 4.0, las capacidades o habilidades. Tenemos mucho talento pero no se fomentan y enseñan actitudes básicas, a colaborar, a trabajar en equipo, a emprender y ser proactivos.

Además, el conocimiento del mundo laboral en los jóvenes es asignatura pendiente desde el punto de vista de las empresas. Ven como una seria carencia que no se fomente la orientación laboral en los centros docentes, por lo que piden desarrollar un sistema educativo mucho más práctico, orientado al mundo laboral.

No se entiende desde el empresariado, por todo ello, que no haya pactos en temas fundamentales como la educación y piensan que ya vamos tarde en España en una tendencia que se ha consolidado en Europa, la combinación de prácticas en empresas mientras se estudia, la FP Dual, «la mejor forma de impulsar la mano de obra no cualificada, formarla y ponerla en el mercado».

Así lo ven las empresas, quienes contratan y crean empleo. El reloj corre y queda mucha tarea por hacer en tiempos de digitalización donde la velocidad se impone.

En COESU educación, te ayudamos a afrontar el cambio, ¿quieres acompañarnos?

COgito Ergo SUm…

Comentarios

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *